Gobierno Federal desplegará 10,200 elementos de seguridad en zonas violentas como Reynosa

El titular de la Secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) del Gobierno de México, Alfonso Durazo Montaño, anunció el despliegue de 10 mil 200 elementos del Ejército, la Marina y la Policía Federal en las 17 regiones más violentas del país.

El funcionario federal informó que se asignarán a 600 elementos adicionales a cada una de las consideradas zonas de riesgo, con presencia permanente, ya que no serán replegados del lugar mientras se encuentre en marcha la estrategia.

Durazo Montaño informó, también, que los elementos que resguardarán dichas regiones pertenecen a la Policía Militar, la Policía Naval y la Policía Federal, como lo dicta la iniciativa que se discute hoy en el Congreso de la Unión para dar creación a la Guardia Nacional.

Las 17 coordinaciones tendrán como sede las ciudades de Tijuana -donde ya comenzaron las acciones el lunes pasado-, Juárez, Culiacán, Irapuato, Tlajomulco, Manzanillo, Salamanca, Chilpancingo, Nuevo Laredo, Reynosa, Monterrey, Celaya, Uriangato, Benito Juárez y Acapulco.

Algunas de las coordinaciones agrupan a otros municipios que han sido clasificados entre los más peligrosos del país, como Irapuato, que abarca los municipios de Pueblo Nuevo, Romita y Silao; o Tlajomulco, que incluye Tlaquepaque.

También se encuentran Ecatepec; Manzanillo, que abarcará Armería, Minatitlán y Tecomán, además de Salamanca, con influencia en Jaral del Progreso, Santa Cruz, Valle de Santiago y Villagrán.

Otras regiones son Chilpancingo, que incluye a Eduardo Neri, General Heliodoro Castillo y Leonardo Bravo; Nuevo Laredo y Reynosa, en Tamaulipas; Monterrey; Celaya, que abarcará a San Miguel de Allende, Apaseo el Alto, Apaseo el Grande y Comonfort.

Además de Uriangato, que incluye a Cortazar, Moroleón, Maravatío y Yuridia; o Benito Juárez, con Puerto Morelos. Mientras que la región de Ciudad de México, se reforzará la vigilancia en el corredor colindante con el Estado de México, con el despliegue de elementos de la Policía Federal.

El secretario adelantó que los elementos de la PF no portarán armas largas, ni instalarán retenes “adicionales”. Asimismo, Durazo Montaño adelantó que las acciones serán evaluadas en dos semanas.

Además de la presencia de fuerzas federales, la estrategia incluye acciones de prevención, acelerar la entrega de programas de desarrollo, incorporar a organizaciones defensoras de derechos humanos y la iniciativa privada, poner en marcha acciones contra la corrupción y asignar recursos adicionales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s