LA NOCHE DEL VICEPRESIDENTE

Gana más estados y lideraba en Texas, pero Sanders dominaba en California

M. Viser / C. Janes / The Washington Post

Joe Biden consiguió una cascada de victorias conforme los primeros de los 14 estados que convocaron a primarias ayer dieron a conocer sus resultados, para un total de siete triunfos. Sin embargo, Bernie Sanders quien hasta el cierre de la edición había ganado tres estados, lideraba en California, uno de los dos con mayor número de delegados en juego en el Supermartes.

Los votantes de Virginia, Carolina del Norte y Alabama le dieron un impulso inmediato al ex vicepresidente Biden en su intento por tomar el control de la carrera presidencial demócrata y superar al senador Bernie Sanders como el líder en número de delegados.

Si bien Sanders ganó fácilmente su estado natal, Vermont, los estados del Sur ofrecieron una confirmación temprana de que la victoria de Biden solo tres días antes en Carolina del Sur había remodelado rápida y dramáticamente la contienda presidencial.

Además de ganar en Vermont, Colorado y Utah, el senador lidera las elecciones primarias presidenciales demócratas en California, que es el mayor premio de delegados del Supermartes, y de toda la campaña, según Edison Media Research.

Al cierre de la edición, Biden lideraba las intenciones de voto en Texas, con 30 por ciento, contra 28 por ciento de Sanders.

Hace solo unos días, Sanders parecía estar en camino hacia una ventaja potencialmente insuperable en los delegados después de una victoria cercana en Iowa y victorias en el segundo y tercer concursos, en New Hampshire y Nevada. Biden parecía estar a punto de ser expulsado de la carrera, luego de sucesivas exhibiciones en el cuarto, quinto y un distante segundo lugar. Pero después de su gigantesca victoria en Carolina del Sur, los moderados se unieron rápidamente detrás del ex vicepresidente, los rivales salieron de la contienda y lo respaldaron, y acumuló márgenes de victoria tan grandes que las votaciones del martes se proyectaron como victorias inmediatamente después del cierre de las urnas.

Solo un mitin en Virginia.

Su victoria en Virginia atestiguó el rápido cambio de fortuna. A pesar de haber celebrado solo un mitin allí, haber abierto solo una oficina de campo en Virginia y haber gastado mucho menos que algunos de sus rivales, Biden estaba en camino de ganar todos los distritos del Congreso y llevarse de lleno el estado. Tan pronto como se cerraron las urnas en Carolina del Norte, un estado que tiene una fuerte dosis de mujeres suburbanas y votantes afroamericanos, objetivos tanto para el partido como para los grupos que se inclinan en la dirección de Biden, también fue declarado el ganador allí.

Biden tampoco había podido pagar oficinas en Alabama, pero obtuvo una clara victoria. Fue impulsado en gran medida por los grandes márgenes entre mujeres, votantes negros, moderados y aquellos sin títulos universitarios. También pareció beneficiarse de la alta participación en los mismos tipos de áreas suburbanas que ayudaron a los demócratas a ganar la mayoría de la Cámara en las elecciones parciales de 2018, ganando por márgenes masivos en los suburbios alrededor de Richmond, Virginia.

Los primeros resultados mostraron un triste final para Mike Bloomberg, quien ha invertido unos 500 millones de dólares de su propio dinero en tratar de ganarse a los votantes preocupados por la fortaleza de Biden. Su única victoria a primera hora de la noche fue en las asambleas en Samoa Americana, donde captó el 50 por ciento de los votos. La representante Tulsi Gabbard de Hawái también ganó un delegado del territorio estadounidense en el Pacífico Sur, y bajo las reglas actuales podrían permitirle calificar para los debates, aunque el Comité Nacional Demócrata indicó que pronto aumentará el umbral.

Día importante.

Ayer fue el día más crítico hasta el momento para el concurso de nominación demócrata, con un tercio del total de delegados comprometidos en juego en 14 estados repartidos por todo el país.

Sanders, con una organización sólida y recursos financieros significativos, había estado mejor posicionado y se había colocado como líder en las encuestas electorales en muchos de los estados. Pero Biden llegó a la votación del martes en medio del mejor tramo de su campaña y parecía mostrar una capacidad para aprovechar la familiaridad que se ha ganado durante décadas, particularmente entre los votantes negros mayores, para superar otras deficiencias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s